Democracia Económica

La idea que sustenta la democracia económica es que los seres humanos no deben ser esclavos de aquellos que detentan el control del capital. En el nivel político la democracia significa un cierto grado de elección y libertad. Desde los tiempos del feudalismo hasta estos días muchos trabajadores son forzados a trabajar para las necesidades de los controladores de los recursos. Las personas son forzadas a obedecer las reglas y regulaciones impuestas por los empleadores (bajos salarios, largas jornadas de trabajo,trabajo precarizado, etc.), su único derecho es dejar el empleo. Ellos casi nunca opinan sobre sus intereses y raramente reciben alguna parte del beneficio. Los dueños del capital son capaces de inducir a otro tipo de esclavitud o sometimiento por la fuerza de las circunstancias y esto es aceptado como natural.Los defensores del capital alegan que actualmente el mecanismo de control es el sistema de mercado libre que supuestamente garantiza la competencia suficiente entre los empleadores y torna a los empleos más atractivos.
La realidad para muchos trabajadores es bien diferente, ya que saben cada vez más que están compelidos a trabajar en otros términos, asimismo en las llamadas naciones desarrolladas.
De acuerdo con PROUT la persona tiene derecho al fruto de su trabajo y al control del resultado de sus acciones. Para alcanzar esa situaciòn, PROUT reconoce la necesidad de una economía descentralizada basada en un gerenciamiento cooperativo y concreto, por eso la base de esta alternativa son las cooperativas que garantizan la participación de los trabajadores en el reparto de las ganancias y en la toma de decisiones en la empresa,ya que es miembro y socio con el derecho a  voto.La democracia económica propicia el retorno del poder económico y de decisión a las personas de una región en particular. Esto representa una libertad más genuina que la pregonada por la democracia política.

Compartí con tus amigos

Deja un comentario