ALGUNAS PARTICULARIDADES DEL SISTEMA ECONOMICO DE PROUT

Por Prabhat Ranjan Sarkar del libro Economía Proutista

Hay varias peculiaridades del sistema económico de PROUT. Estas incluyen: requerimientos mínimos garantizados, poder adquisitivo creciente, cooperativas, desarrollo industrial, descentralización, y planeamiento del desarrollo.  PROUT también tiene sus particularidades en cuanto a trueque y comercio.

Requerimientos básicos garantizados

El sistema económico de PROUT garantiza las necesidades básicas de la vida, es decir, alimento, vestimenta, alojamiento, atención médica y educación para todas las personas.  Una vez que los requerimientos mínimos estén garantizados, la riqueza excedente se distribuirá entre personas con cualidades y capacitación especiales -como médicos, ingenieros y científicos- puesto que ellos juegan un importante rol en el desarrollo colectivo de la sociedad.  La dimensión de los requerimientos básicos debe aumentar progresivamente, de manera que el estándar de vida de la gente común esté siempre en aumento.

El concepto de distribución igualitaria es una idea utópica. Es meramente un lema astuto para engañar a la gente simple e incauta.  PROUT rechaza este concepto y propone la máxima utilización y distribución racional de recursos.  Esto proveerá de incentivos para incrementar la producción.

Poder adquisitivo en crecimiento

Para implementar esto en forma efectiva, el factor controlador en una economía proutista consiste en aumentar el poder adquisitivo de cada individuo.  El poder adquisitivo de la gente común ha sido relegado en muchos países -subdesarrollados, en vías de desarrollo y desarrollados- razón por la que el sistema económico de estas naciones se está desintegrando, creando una crisis a nivel mundial.

Lo primero que debe hacerse  para aumentar el poder adquisitivo de la gente común es maximizar la producción de artículos esenciales, y no la producción de bienes suntuarios.  Esto restaurará la paridad entre la producción y el consumo, y se asegurará que los requerimientos mínimos les sean suministrados a todos.

El sistema cooperativo

Según PROUT, el sistema cooperativo es el mejor sistema para la producción y distribución de bienes.  Las cooperativas, a cargo de personas con una base moral sólida, salvaguardarán a la población de las diferentes formas de explotación económica.  Los agentes o intermediarios no tendrán oportunidad de interferir en el sistema cooperativo.

Una de las razones principales del fracaso del sistema cooperativo en distintos países del mundo es la inmoralidad imperante, difundida por los explotadores capitalistas para perpetuar su dominación.

Las cooperativas se desarrollan en una comunidad que tiene un entorno económico integrado, necesidades económicas comunes, y un mercado preparado para sus mercaderías producidas cooperativamente.  Todos estos factores deben estar presentes para que las cooperativas se desarrollen.  Las cooperativas adecuadamente administradas están libres de los defectos que tiene la propiedad individual.  La producción en las cooperativas puede ser incrementada según sea necesario, debido a su naturaleza científica.

Para tener éxito, las empresas cooperativas dependen de la moralidad, de una administración fuerte y de la aceptación sincera del sistema cooperativo por parte de la gente.  En donde se cumplen estos tres factores en cualquier medida, las cooperativas alcanzan un éxito proporcionado.  Para alentar a la población a formar cooperativas, deben establecerse modelos exitosos de las mismas, y la gente debe ser educada acerca de los beneficios del sistema.

Debe usarse la última tecnología en el sistema cooperativo, tanto en la producción como en la distribución.  Una modernización apropiada conducirá a una producción creciente.

Los administradores de las cooperativas deben ser elegidos entre quienes tienen acciones en ellas.  Los miembros de cooperativas agrícolas obtendrán dividendos de dos maneras: según la cantidad de tierras que donaron a la cooperativa, y según la cantidad de su trabajo productivo manual o intelectual.  Para pagar este dividendo, inicialmente el producto total debe ser dividido sobre una base cincuenta-cincuenta: cincuenta por ciento debe gastarse en sueldos, y cincuenta por ciento se pagará a los accionistas en proporción a la cantidad de tierra que hayan donado.  La población local tendrá prioridad preferencial en la participación de empresas cooperativas.

Se debe adoptar un planeamiento de crecimiento para alcanzar un desarrollo parejo en todas las regiones, en lugar de hacerlo solamente en algunas regiones en particular.  La riqueza local y otros recursos y potencialidades tienen que utilizarse en este plan de desarrollo.

El controvertido problema de la propiedad de la tierra puede ser resuelto mediante la socialización de la tierra por etapas, a través de cooperativas agrícolas.  Se implementará paso a paso la propiedad cooperativa de tierras, según las circunstancias económicas del área.  Durante este proceso,  la propiedad de la tierra no debe estar en manos de ningún individuo o grupo particular.

Desarrollo industrial

PROUT divide la estructura industrial en tres partes: industrias clave administradas por el gobierno inmediato o local, cooperativas y empresas privadas.  Este sistema eliminará la confusión respecto de si una industria específica debe o no ser manejada en forma privada o por el gobierno, y evitando la duplicación entre el gobierno y la empresa privada.

En muchos países subdesarrollados y en vías de desarrollo de todo el mundo existe una presión excesiva de la población sobre la agricultura.  No es conveniente que más del cuarenta y cinco por ciento de la población se dedique a la agricultura.  En aldeas y pueblos pequeños debe desarrollarse una gran cantidad de agroindustrias y agricoindustrias, a fin de crear nuevas oportunidades de empleo.  Además, debe dársele a la agricultura la misma categoría que posee la industria, de manera que los trabajadores agrícolas entiendan la importancia y el valor de su trabajo.

De acuerdo con la política de salarios de PROUT, los sueldos no necesariamente se percibirán en forma de dinero.  Pueden ser recibidos en forma de bienes esenciales o también de servicios.  Es aconsejable aumentar gradualmente este componente de los salarios según la conformación monetaria de los mismos.

PROUT apoya una máxima modernización en la industria y la agricultura mediante la adopción de la tecnología científica más adecuada, si bien la modernización y la racionalización no deben conducir a un aumento del desempleo.  En el sistema económico colectivo de PROUT, se mantendrá el empleo de tiempo completo mediante la reducción progresiva de las horas de trabajo a medida que la tecnología científica adecuada aumente la producción.  Esto no es posible en el capitalismo.

Descentralización

Para materializar el mencionado programa económico, PROUT propone un enfoque nuevo y único de la descentralización, basado en la formación de unidades socioeconómicas en todo el mundo.  Estas deberán formarse basadas en factores tales como: problemas económicos en común; potencialidades económicas uniformes; similitudes étnicas; características geográficas en común y legado sentimental de la población. Esto último surge de los lazos socioculturales en común como el idioma y la expresión cultural.  Cada unidad socioeconómica será completamente libre de trazar su propio plan económico y de definir los métodos para su implementación.

Dentro de cada unidad socioeconómica también existirá el planeamiento descentralizado, que en PROUT es denominado “planeamiento a nivel de bloque”.  Las juntas de planeamiento a nivel de bloque serán los cuerpos de planeamiento de nivel más bajo.

Una unidad política -como puede ser un estado federal o unitario- puede contener un cierto número de unidades socioeconómicas.  Por ejemplo, el estado de Bihar (India), puede ser dividido en cinco unidades socioeconómicas: Angadesh, Magadh, Mithila, Bhojpuri y Nagpuri.  Basándonos en los factores ya mencionados, la totalidad de India puede ser dividida en cuarenta y cuatro unidades socioeconómicas.  En ellas debe garantizarse una libertad absoluta para alcanzar la autosuficiencia económica mediante la implementación de sus propios planes y políticas económicos.

Si la población local de esas unidades organiza programas a gran escala para su integral liberación l socioeconómica y cultural, existirá un amplio despertar socioeconómico en toda India.  Independientemente de si son ricos o pobres, ancianos o jóvenes, educados o analfabetos; si la población local es inspirada con sentimientos universales y contrarios a la explotación, podrá iniciar poderosos movimientos para la liberación socioeconómica.  Cuando las personas fusionen sus intereses socioeconómicos individuales con el interés socioeconómico colectivo, la fuga de riqueza económica de tal región cesará y la explotación será erradicada por entero.  El derecho a un empleo de tiempo completo para toda la población local estará garantizado, y el empleo de habitantes locales tendrá prioridad sobre el de otras personas.

En donde no hay un desarrollo económico adecuado, se produce un exceso de mano de obra.  De hecho, todas las regiones económicas subdesarrolladas tienen excedente de mano de obra; y cuando ésta emigra hacia otras regiones, el área queda subdesarrollada para siempre.  En regiones con este tipo de excedente, deben tomarse medidas para emplear inmediatamente a la población local.

Al dar empleo a la población local, también deben considerarse los puntos de vista locales.  Las agroindustrias y las agricoindustrias más importantes deben establecerse basadas en el potencial socioeconómico de la región, y otros varios tipos de industrias deben establecerse de acuerdo a las necesidades colectivas.  Este enfoque creará enormes oportunidades para empleo nuevo. A través de esta política de empleo será posible aumentar el estándar de vida de la población local.

En un sistema socioeconómico descentralizado se puede implementar fácilmente la modernización de la industria y la agricultura; y los artículos que se produzcan estarán disponibles rápidamente en el mercado.  En la medida en que cada unidad socioeconómica desarrolle su potencial económico, las disparidades en el ingreso per cápita entre diferentes regiones disminuirán; y la posición económica de las regiones subdesarrolladas podrá ser elevada al nivel de las desarrolladas.  Cuando todas las regiones sean autosuficientes, el país entero logrará rápidamente la autosuficiencia económica.  Todos sus habitantes disfrutarán de la prosperidad económica.

Planeamiento del desarrollo

La economía descentralizada de PROUT sigue un principio guía específico.  Un planeamiento económico efectivo debe estar basado en cuatro factores fundamentales: costo de producción, productividad, poder adquisitivo y necesidad colectiva.  Otros factores relacionados incluyen: recursos naturales, características geográficas, clima, sistemas fluviales, transporte, potencialidades industriales, herencia cultural y condiciones sociales.

Debido a la carencia de un principio bien definido de planeamiento económico y a la dominación de numerosos sentimientos mezquinos, la economía de India ha sido paralizada por la inercia.  Se han construido plantas siderúrgicas en donde no hay provisión de energía a bajo costo, y enormes refinerías de petróleo -como las de Mathura y Barauni- en donde no hay materia prima en un radio de 1600 km de distancia.  Este tipo de política no sólo representa un enorme gasto y un desperdicio de recursos, sino que también ilustra la falta de previsión y la ignorancia de los planificadores de India.

Tal situación tiene reminiscencias del período británico, cuando el yute crudo de Bengala era enviado a Dundee (Gran Bretaña) para desarrollar la industria británica del yute.  Cuando la provisión de yute crudo de Bengala se detuvo, todas las fábricas en Dundee cerraron.  Si los productos terminados de yute fabricados en Dundee no hubieran sido vendidos en Bengala, la industria de Dundee no hubiera podido sobrevivir.

Esta historia económica es relevante para la declinante industria actual del yute en Bengala.  El presente clima político está lleno de lemas como: “Que se nacionalicen las fábricas de yute cerradas” y “Basta de cierres”.  Los líderes del sindicato de comercio están amasando enormes fortunas explotando a esta deprimida industria mientras que miles de trabajadores desempleados están padeciendo privaciones, hambre y sufrimientos inenarrables.  Bengala ni siquiera provee suficiente yute crudo para sus propias procesadoras, por lo que el yute crudo debe ser importado de otro lugar para proveer a las plantas procesadoras existentes.

Si la población quiere sanear la industria del yute, deberán tomarse algunas medidas claras y audaces.  La cantidad de procesadoras de yute deberá reducirse de manera que corresponda al alicaído suministro de material crudo.  Las procesadoras adicionales deberán cerrarse o ser transformadas para la producción de otros artículos esenciales.  Las plantas destinadas a la fabricación de yute deben producir principalmente hilo antes que otros subproductos, y ese hilo debe ser distribuido entre agricultores y tejedores a través de un sistema de cooperativas de yute.  Si este tipo de política fuera adoptado, podría satisfacerse la gran demanda de hilo en Bengala, y la producción excedente se exportaría.  Puesto que la industria estaría descentralizada, la riqueza generada por esta producción sería distribuida entre la población local, terminando con la explotación en gran escala por parte de los mercaderes ricos del yute y elevando el estándar de vida de la población local.

Por lo tanto, basándonos en los factores mencionados, cada unidad socioeconómica deberá trazar su propio plan de desarrollo para la autosuficiencia socioeconómica y su implementación.  No deberán imponerse desde el exterior planeamientos pomposos que resulten irrelevantes o inapropiados para las condiciones económicas locales.  No debe permitirse que esto suceda.

El planeamiento centralizado ha fracasado absolutamente en todos los países del mundo, incluyendo India.  En el sistema de planeamiento descentralizado de PROUT debe haber un plan coordinado para toda la unidad socioeconómica, en base al planeamiento a nivel de zona.  Por ejemplo, para todo el oeste de Ra’r’h -incluyendo Bankura, Purulia, etc- debe existir un subplan.  En forma similar, deberá haber otro subplan para Jalpaiguri, Coochbehar, Siliguri y Goalpara.  Además, debe existir un planeamiento a nivel de bloque en toda la unidad socioeconómica.  De esta manera, la semilla de la centralización económica será destruida.

Negocio y comercio

PROUT también posee sus propias particularidades en los campos del trueque, comercio, tributación y banca.  La distribución de artículos esenciales tendrá que hacerse enteramente a través de cooperativas de consumidores; no del gobierno, ni de negociantes, ni de diferentes tipos de intermediarios.  Esto no dará lugar a ninguna manipulación de los explotadores.  El trueque debe ser -tanto como sea posible- la base para las negociaciones entre unidades socioeconómicas.

Los artículos esenciales deben estar completamente libres de impuestos.  No habrá impuesto a la renta.  En cambio, los impuestos serán deducidos al inicio de la producción.

El sistema bancario tendrá que estar administrado por cooperativas.  El banco central o federal será controlado por el gobierno inmediato o local.

El lema de la economía productiva de PROUT es “Aumentar el poder adquisitivo de la población ante todo”.  Si esta máxima es llevada a la práctica, resultará fácil controlar los precios de los artículos a través del sistema cooperativo y la descentralización económica.

Calcuta, Junio de 1979

Compartí con tus amigos

Deja un comentario