distribucion de la riqueza

Distribución de la riqueza según PROUT

Necesidades básicas para todos

El sistema económico de PROUT garantiza las necesidades básicas de la vida, es decir, alimento, vestimenta, alojamiento, atención médica y educación para todas las personas.  Una vez que los requerimientos mínimos estén garantizados, la riqueza excedente se distribuirá entre personas con cualidades y capacitación especiales -como médicos, ingenieros y científicos- puesto que ellos juegan un importante rol en el desarrollo colectivo de la sociedad.  La dimensión de los requerimientos básicos debe aumentar progresivamente, de manera que el estándar de vida de la gente común esté siempre en aumento.

El concepto de distribución igualitaria es una idea utópica. Es meramente un lema astuto para engañar a la gente simple e incauta.  PROUT rechaza este concepto y propone la máxima utilización y distribución racional de recursos.  Esto proveerá de incentivos para incrementar la producción.

 

Poder adquisitivo en crecimiento

 

Para implementar esto en forma efectiva, el factor controlador en una economía proutista consiste en aumentar el poder adquisitivo de cada individuo.  El poder adquisitivo de la gente común ha sido relegado en muchos países -subdesarrollados, en vías de desarrollo y desarrollados- razón por la que el sistema económico de estas naciones se está desintegrando, creando una crisis a nivel mundial.

Lo primero que debe hacerse  para aumentar el poder adquisitivo de la gente común es maximizar la producción de artículos esenciales, y no la producción de bienes suntuarios.  Esto restaurará la paridad entre la producción y el consumo, y se asegurará que los requerimientos mínimos les sean suministrados a todos.

Economía Proutista Prabhat Ranjan Sarkar

 

Las amenidades de la vida

 

Las amenidades de la vida son aquellas cosas que hacen la vida fácil.  La palabra ‘amenidad’ proviene del latín antiguo ‘amenus’ que significa “satisfacer el deseo” o “facilitar la posición”.  Amenidad significa anhelos físicos y psíquicos.  Aquello que satisface los anhelos físicos y psíquicos de la población constituirá las amenidades de la época.  La gente común debe ser favorecida con las máximas amenidades.  Por ejemplo, antiguamente la gente solía cavar un pozo para obtener agua bebible, y transportaban esa agua a sus casas.  Más tarde se construyeron tanques de agua, y actualmente el agua para consumo corre por un sistema de tuberías.  De esta manera las amenidades de la vida se han incrementado y la vida se ha hecho más fácil.  Aunque el objetivo es obtener agua, el sistema para obtenerla se ha vuelto más fácil y conveniente.

Tomemos otro ejemplo.  Supongamos que todos los niños en edad escolar reciben los requerimientos mínimos de la vida.  Si se les suministran golosinas gratuitas, esta amenidad estará por encima de los requerimientos mínimos.  De la misma manera, en la mayoría de los trenes hay compartimientos de primera y segunda clase. Los pasajeros de primera clase ya tienen comodidades especiales, pero si a los que viajan en segunda clase se les ofrece té o café gratis, esto será considerado una amenidad.

Con el progreso de la sociedad deberán suministrarse más y más comodidades a la gente común.  Este proceso generará el ímpetu para recolectar y utilizar más y más recursos.  La utilización apropiada de los recursos colectivos elevará el estándar de vida, tanto de la masa común como de las personas meritorias.

A medida que los requerimientos mínimos sean satisfechos y la provisión de las amenidades máximas aumente, la lucha por la subsistencia diaria disminuirá gradualmente, y la vida de las personas se tornará cada vez más fácil y placentera.  Por esta razón PROUT garantiza los requerimientos mínimos y las amenidades máximas para todos.

Economía Proutista Prabhat Ranjan Sarkar

 

Capitulo siguiente Democracia económica requisitos

Visita Alternativa Proutista

Deja un comentario