Democracia económica

Democracia económica

La Democracia económica es uno de los pilares de la económia Proutista a contnuación detallamos de que se trata

En la mayor parte del mundo las personas piensan que la democracia es el mejor sistema de gobierno, como si ella representase la emancipación de las masas. Un sistema que permita a todos sus ciudadanos elegir su representación política es específicamente conocido como democracia política.

La verdadera democracia abarca mucho más que eso. de acuerdo con PROUT los ítemes de igualdad económica y auto determinación son altamente relevantes para la definición de democracia, surgiendo el concepto de democracia económica.

Ciertamente es verdad que la democracia política tiene dadas a las personas el derecho a voto, pero ¿cuál es el uso práctico de ese derecho?. En alguno de esos países democráticos, como los Estados Unidos, muchos electores se vuelven tan indiferentes con las opciones ofrecidas que ni se molestan en ir a votar. Muchos de los que optan por votar no aprecian ni evalúan los temas involucrados y votan basados en la afiliación política del candidato. Se basan en otros aspectos que no deberían influenciar en la elección del mejor candidato.

En virtud de los intereses políticos y financieros un medio dibuja o retrata los candidatos de manera de crear una imagen más positiva de aquéllos que están representando partidos que beneficiarán el sistema político defendido por su jornal, su revista, su emisora de TV. Asimismo los candidatos de la oposición son atacados indirectamente o subliminalmente, creándose una imagen negativa de ellos ante la opinión pública.

El resultado final de esta situación, es que mientras las personas mantienen la ilusión de poseer algún poder de decisión sobre su propio futuro, el poder real continúa en las manos de los ricos y poderosos que tienen un gran interés en mantener intacto su poder. Luego de instalar un partido en el poder, las personas se sientan a observar como importantes decisiones que los afectan y afectan también sus modos de vida son tomadas por propia voluntad de quien fue electo, pasando por encima de sus intereses.

La idea que sustenta la democracia económica es que los seres humanos no deben ser esclavos de aquellos que detentan el control del capital. En el nivel político la democracia significa un cierto grado de elección y libertad. Desde los tiempos del feudalismo hasta estos días muchos trabajadores son forzados a trabajar para las necesidades de los controladores de los recursos. Las personas son forzadas a obedecer las reglas y regulaciones impuestos por los empleadores (bajos salarios, largas jornadas de trabajo, etc.), su único derecho es dejar el empleo. Ellos casi nunca opinan sobre sus intereses y raramente reciben alguna parte del lucro. Los dueños del capital son capaces de inducir a otro tipo de esclavitud o sometimiento por la fuerza de las circunstancias y esto es aceptado como natural.

Alegan que actualmente el mecanismo de control es el sistema de mercado libre que supuestamente garantiza la competencia suficiente entre los empleadores y torna a los empleos más atractivos.
La realidad para muchos trabajadores es bien diferente, ya que saben cada vez más que están compelidos a trabajar en otros términos, asimismo en las llamadas naciones desarrolladas.

 

De acuerdo con PROUT la persona tiene derecho al fruto de su trabajo y al control del resultado de sus acciones. Para alcanzar eso PROUT reconoce la necesidad de una economía descentralizada basada en un gerenciamiento cooperativo y concreto, estos conceptos serán discutidos en capítulos siguientes.

La democracia económica propicia el retorno del poder económico y de decisión a las personas de una región en particular. Este tipo de democracia representa una libertad más genuina que la pregonada por la democracia política.

Deben establecerse cuatro requisitos para instaurar la democracia económica:

1- La garantía de que las necesidades mínimas que varían en tiempo y espacio queden satisfechas para todos como se discutió en la sección anterior. El efecto de esta garantía será el aumento del bienestar de la sociedad a través de la remoción del miedo existencial, y del stress provocado por la lucha por la supervivencia.
2- Las personas deben poseer una creciente capacidad de adquisición de productos y servicios. Sus rentas e ingresos deben ser siempre crecientes. Para obtener eso en una democracia económica, las materias primas u otros valores de una región en particular deben permanecer en aquella región a los efectos de su refinamiento y manufactura. A medida que se sucedan las mejoras en la producción y nuevos y eficientes usos se desarrollen para los recursos, los beneficios deben ser direccionados para los habitantes locales y no para afuera. Tales avances deben mejorar el nivel de vida de la población en vez de aumentar la riqueza de algunos individuos. Este sistema ayudará a traer empleo para todos aumentando el nivel de vida de una región.
3- Los habitantes locales deben tener el derecho de tomar todas las decisiones siempre con vistas a la economía local, esto es la creación de una economía descentralizada como será discutida en la próxima sección.
4- Todos los que vivan fuera de la región no deben interferir en los negocios de cada economía local. Lo ideal sería que no hubiera propiedades de personas extrañas a la región. Tal restricción serviría para restringir la salida de capital que empobrece a una región en particular. Las personas que vivan próximas a una fuente de materias primas deberían ser sus beneficiarias por derecho.

Preguntas para la discusión:

1- ¿Cuán cree usted qué es el nivel de conciencia política de la mayoría de los votantes en su país? ¿Es un nivel suficiente para elegir los candidatos más competentes en todas las elecciones?
2- ¿Cuáles son los factores necesarios para una democracia económica?

Capitulo siguiente Descentralización y desarrollo industrial

Visita Alternativa Proutista 

Deja un comentario